Cargando

‘Finch’ Tom Hanks en el fin del mundo

En nuestra tercera entrega (opinión) de Tom Hanks haciendo de las suyas, como si del mítico Teo se tratara, hoy comentamos la nueva película disponible en AppleTV, que nos trae un futuro apocalíptico en el que Finch (Tom Hanks) convive tan solo con un perro y un robot. La historia tiene mucho más trasfondo del que a priori puedas pensar, y consigue mantenerte tensionado casi toda la película. No es una película de acción como tal, sino un drama personal emocionante.

El ‘cabrón’ (en el buen sentido) de Tom Hanks consigue emocionarte así que prepara pañuelos porque los vas a necesitar. Por algo es uno de nuestros actores favoritos, y en esta obra vemos sus facetas más habituales de emotividad, llanto, alegría y rabia en una sola escena, que borda como nadie.

El personaje del robot puede parecer demasiado infantilizado, y podría recordarte mucho a la película Chappie. Pero aunque te pueda parecer cansino en algunos momentos, tiene su lógica y su razón de ser. No sabemos si hubiese funcionado la trama con un robot más deshumanizado o más adulto. El cómputo global es un acierto y eso compensa algunos momentos más flojos del personaje.

Sin mostrar mucho y simplemente con guion, consiguen explicar los dramas típicos que asumimos en un apocalipsis: egoísmo, supervivencia, miedo, y falta de esperanza. Pero la trama central no es el apocalipsis sino la amistad, la soledad y la vida en sí mismo.

La película tiene efectos especiales muy buenos, no solo con el robot sino también con la meteorología y la ambientación, y prácticamente con 3 personajes en pantalla cuentan una historia, dura a la par que preciosa.

Deja un comentario