Cargando

‘Succession’: Vuelan los puñales en Wall Street

En HBO puedes encontrar uno de los mejores dramas familiares del panorama seriéfilo, definido como un ‘Juego de Tronos en Wall Street’ con el que disfrutar de lo lindo.

Jeremy Strong, Kieran Culkin, Brian Cox, Sarah Snook y Alan Ruck (Izq a Der)

F.G.

Estrenada en 2018 en HBO, ‘Succession‘ apareció en nuestras vidas seriéfilas para llenar el vacío espiritual que nos dejó el final de ‘Juego de Tronos’. Si estás falto de historias de entresijos familiares, traiciones, pactos soto voce y dardos envenenados por doquier, esta serie te lo da en cada capítulo. En este caso, dejamos Invernalia para viajar a Wall Sreet, al seno de la familia Roy. Con su imperio Waystar Royco, poseen uno de los mayores conglomerados de medios audiovisuales y entretenimiento del mundo y tienen el dinero por castigo. Sin embargo, parece que su propietario Logan Roy podría echarse a un lado y, con ese panorama, la guerra por la sucesión está servida.

Creada por Jesse Armstrong, destacan sus dos productores Will Ferrell (Zoolander 2000) y Adam McKay (El vicio del poder 2018) que además dirigió el primer episodio. Nos traen una serie basada en una familia de ese 1% de seres humanos que dominan el mundo desde sus despachos, ajenos a la realidad social de la mayoría de la población, con sus derroches económicos, coches caros, helicópteros y castillos que muchos sólo aspiramos a ver por la televisión.

Un cásting ESPECTACULAR

Sí sí, no se nos han escapado las mayúsculas. El elenco de actrices y actores de la serie es de un nivel altísimo y ofrecen un pantone variopinto de personajes que llegan a dejarte con la boca abierta. Cada intérprete aporta una personalidad diferente y sólida a cada uno de ellos. Llegas a empatizar o a odiarlos de igual forma.

El pater familias de todo el imperio es Logan Roy al que Brian Cox (Troya 2004) eleva a los altares, ofreciéndonos a un patriarca temible como padre, y implacable como ejecutivo. Jeremy Strong (El Juicio de los 7 de Chicago 2020) es su hijo Kendal, destinado a priori a heredarlo todo, y consigue en cada capítulo mostrarte a esa figura de barro que parece que va a comerse el mundo a la vez de estar a punto de romperse en cualquier momento. Sorprende Kieran Culkin (El padre de la novia 1991), al que teníamos perdida la pista, con el irresponsable, sarcástico y mimado Roman.

También está espectacular Sarah Snook (que lo borda en la excelente Predestination 2014) como la hija Siobhan. Fuerte, decidida y la que en el fondo parece más determinada a triunfar en la vida. La parte más cómica y caricaturesca la ofrecen los personajes de Alan Ruck (Star Trek: Generations 1994) y Matthew Macfadyen (Orgullo y prejuicio 2005), Connor y Tom. Te dan una sensación de diversión y vergüenza ajena tronchante.

Dos temporadas exitosas y esperando la tercera

La serie tuvo una muy buena recepción por parte del público y la crítica. Ganando Emmy’s y Globos de Oro, tanto la serie, como dos de sus actores principales (Brian Cox y Jeremy Strong). Sus interpretaciones, como la del resto del casting, son firmes y muy convincentes. Los diálogos, localizaciones tanto en Nueva York como en grandes mansiones y castillos, y su pegadiza banda sonora (con dos temas recurrentes fantásticos), son otros de los grandes atractivos de otra gran serie factoría HBO. Ya está en producción la tercera temporada y aquí estamos deseosos de volver a disfrutar a esta distópica, adinerada y ostentosa familia neoyorquina. ¿Y a vosotros, qué personaje os fascina más?

Deja un comentario