Cargando

‘Zero Dark Thirty’: Después del 11-S

Se cumplen 20 años del 11-S y Hueleacine queremos recuperaros este estupendo film sobre la carrera de la C.I.A. por econtrar a los responsables de los antentados terroristas.

F.G.

Se cumplen 20 años de los horribles atentados terroristas del 11-S. Esta semana nuestros televisores se han llenado de documentales al respecto. Han sido impactantes y muy interesantes: ’11-S: Testigos de la tragedia’ (National Geographic / Movistar/DisneyPlus), ’11-S el día que cambio el mundo’ (Movistar), ’11-S: El hombre del aire’ (Movistar) o ’11-S: La guerra contra el terrorismo’ (Netflix). Un compendio de declaraciones, imágenes y sonidos que te dejará con la piel de gallina en muchos momentos. Trabajos excepcionales.

Recientemente, hemos repasado una de las mejores series disponibles que se centra en la previa de los atentados. Toda la cadena de acciones y errores de las agencias estadounidenses que desembocaron en los hechos de aquel terrorífico día: ‘The Looming Tower’.

Y hoy os proponemos adentraros en la C.I.A. a través de la magnífica ‘Zero Dark Thirty’, estrenada en 2012. Basada en hechos reales, relata las torturas y operaciones que se llevaron a cabo para dar caza a los responsables del 11-S y, en especial, al enemigo público número 1 del momento, Osama Bin Laden (OBL). Desgraciadamente en España el título se tradujo como ‘La noche más oscura’. Sin embargo, el significado real es otro. Zero Dark Thirty es el código militar utilizado para marcar la hora de la inserción en la residencia de OBL, las 00:30, operación en la que fue capturado.

Un trabajo de Kathryn Bigelow estupendo y justamente nominado.

La directora Kathryn Bigelow (En Tierra Hostil 2008, Óscar a Mejor película y Directora) se marca un thriller de espionaje espectacular. La realización en muchas ocasiones cámara en mano o buscando planos desde ángulos más escondidos, largos silencios, personajes mirando o leyendo, … te da una visión más íntima de los personajes que te ayuda a empatizar con ellos. Sentir su ansiedad, miedos o inquietudes. A todo ello, evidentemente, ayuda el guion de Mark Boal, guionista habitual de la directora (también lo fue en En Tierra Hostil o Detroit).

Hay muchos aspectos interesantes a destacar de su realización. La introducción sin mostrar imágenes del 11-S (sólo sonidos), la forma de recrear las horribles torturas o las múltiples discusiones entre agentes o en reuniones en la que muchos actores/actrices están soberbios. Sin florituras, cámara quieta, y a dejar fluir la calidad del casting. Porque sí, un punto muy fuerte del film, es su casting.

Un reparto amplio y sensacional

El peso de la película correa a cargo de Jessica Chastain (Interestellar 2014) que interpreta a Maya, agente de la C.IA., en la que fue la confirmación de que iba a tener un futuro prometedor en Hollywood. ‘Zero Dark Thirty’ es Jessica Chastain y 10 más. Llena la pantalla. Con cada gesto. Con una mirada de furia contenida a punto de explorar. Y cuando revienta, lo hace con diálogos rotundos. Como el que tiene con Kyle Chandler (Super 8 , 2011) en que Maya le pide más fondos, con 2 minutos de una intensidad brutal. Su trabajo bien le valió el Globo de Oro 2013 a mejor actriz y la nominación al Óscar i BAFTA por la misma categoría.

A partir de ahí, el elenco de actores y actrices que van pasando por el film es espectacular. El estupendo guion les permite a cada uno sus minutos de gloria para sacar a relucir sus virtudes. El más regular de ellos es Jason Clarke (El amanecer del planeta de los simios 2014), que tiene una primera media hora de película sensacional (e impactante) interpretando a un agente experto en tortura. A su vez, disfrutas con Mark Strong (Sherlock Holmes 2009) que tiene un speech en una sala de reuniones que bien vale su participación en el film, Jennifer Ehle (Orgullo y Prejuicio 2005), Edgar Ramírez (Point Break 2015), James Gandolfini (Los Soprano). Y mención especial los militares SEAL que llevan a cabo la misión final, interpretados por los nada conocidos Joel Edgerton (Warrior 2011), Chris Pratt (Jurassic World 2015) y Callan Mulvey y Frank Grillo (Capitán América: Soldado de Invierno 2014). Una aparición estelar que potencia el climax final.

Disfrutable de principio a fin

En resumen, el resultado final es una película disfrutable de principio a fin. Un thriller completo con muchos matices: acción, espionaje, reuniones tensas, con escenas de tortura crudas y angustiantes y explosiones realistas (poco CGI). Todo es gracias a actuaciones estelares de muchos grandes actores/actrices de relumbrón. Está envejeciendo muy bien y aún sigue siendo una pieza muy disfrutable visionado tras visionado.

Tuvo multiples nominaciones a los Óscar, Globos de oro y BAFTAs de 2013, ganando el Óscar a mejor edición de sonido. La tienes disponible en Netflix, Amazon y Movistar+.

Deja un comentario